Un trabajo de Novela… El Juicio Parte 3

02 DE ENERO DE 2017 Cero novecientas horas.

Mi marido ya había regresado al trabajo, y yo estaba en casa, decidí regresar a la oficina para ver como estaba todo.

CAOS TOTAL,  comencé por organizar las cotizaciones, checar el material que estaba pendiente por cotizar, material que ya había sido aprobado, solo solicitaban diseño, y fabricación del mismo, revisé el material que estaba en producción, había errores en los colores, en la posición de los textos, material mal cortado.

Reparamos el material que estaba mal, los colores, los textos, incluso impresiones, pero el jefe había acordado que ahora trabajaría como “FREELANCER” pero cuando le ofrecí mi tabla de precios independiente casi muere y dejó todo como antes, aunque se molestaba por mi nuevo horario, solo no me miraba, o tendía a ignorarme.

Continué con mi trabajo, ahora el área de producción se trasladaría al taller de su amante, mucho material era enviado, pero jamas lo recibíamos, no había seguimiento, porque no querían que estuviera ahí, su esposa fue a visitarnos un día, me exigió mi control de trabajos. (Utilicen una carpeta donde coloquen el proyecto del cliente, junto con una muestra del diseño impreso y una muestra real llamada MACHOTE, cabrió :v, junto con un mail o en su caso un Whatsappaso de la autorización de diseño), si lo tenía en orden, incluso con la cronología de autorización, fabricación y entrega de material y el desglose de costos, desglose de costos, me miró y me barrió, pero sonrió, se revisó todo lo que llevaba, se me quitó el acceso a las cuentas empresariales, ahora todo el diseño y producción se manejaba con mi cuenta de mail, (Que practico… no claro que no…), se enviaba a la cuenta de la empresa y de esa a la cuenta de producción y así. in eficiencia a la orden del día, solo para hacer mi trabajo más pesado.

Pero el problema fue cuando el jefe dejó de comprar le material, de traer insumos, de contratar personal, nos arreglábamos como podíamos, ahora parecía que quería deshacerse de todo el mundo, a veces no había material, los clientes comenzaban a marcar, los trabajos se retrasaban, comenzaron a olvidar que debían pagarme, pero yo seguía ahí, ahora lo hacía por mis compañeros, para no dejarlos solos, para ayudarlos a conservar sus trabajos.

Un día un cliente marcó por su material, ya se había atrasado demasiado, un exageración, cuando se habló con el jefe, dijo que le material ya estaba medio armado, pero no tenía dinero para comprar otro material, esperamos pacientes, hasta que se exigió el material o la devolución del dinero, peor ni material ni dinero.

Así que al jefe se le hizo fácil llamar a la producción el domingo para empezar la fabricación, pero no había nada, mi jefa llegó el día lunes y tuvo que ayudar a armar el material, para eso, un cliente grande fue a la oficina, estaba esperándome, me pidió que le ayudara con un material que le diseñara e imprimiera al momento, lo tuve que llevar con nuestro proveedor de impresión gigante, estuve con él todo el día, al regresar termine su pedido y se marchó.

Marque para ver si me necesitaban en el taller, pero no me querían ahí, así que me fui, al día siguiente llegué al taller por pedimento de la amante del jefe, y aún no había material, no había nada, comenzamos a cortar, taladrar, pegar, pero todo estaba mal, medidas y tamaños mal.

Incluso una impresión salió mal,  dando las tres me retiré, no me iba a quedar, salí y a las 9 de la noche, mi jefa me marcó que ya habían renunciado el personal de producción porque el jefe los gritoneó, los insulto y los hecho, le dije que yo no podía ayudarla. porque ya me debían una semana y quien sabe si la que estaba transcurriendo me la iban a pagar.

llegué al siguiente día y ella había dejado el taller a las 3 de la mañana, y no le iban apagar horas extra, la amante del dueño le gritoneó, la ofendió y luego le dijo que era una incompetente, nos dimos cuenta de que se estaba deshaciendo de todo el personal, de todos.

Para el sábado 27 de Marzo de 2017 no me dejaron entrar a la oficina, a nadie, mi jefa estaba adentro, me mensajeo que no la dejaban salir y que ya nos había corrido,  tocamos, una chica y yo, y se nos dijo que ya no podíamos entrar, que si queríamos nuestro pago que fuéramos al taller, pero a mi no me dejaban entrar ahí, esperamos a que salieran, hasta que al fin dejaron salir a mi jefa, no sin antes quitarle todo el material de trabajo, el hijo del sueño salió, nos miró y se fue.

El día lunes comenzamos con nuestro proceso en conciliación y arbitraje,  se hicieron las tres cita, pero no querían pagar nada, ya para la primera audiencia, desconocieron que trabajábamos ahí, busqué trabajo en otros lugares, pero cuando marcaban a esa empresa para pedir mis referencias, dijeron que nunca trabajé ahí, que me robe material o que era personal problemático,  si YO soy personal problematico, porque no me gusta que un viejo rabo verde se quiera pasar conmigo, la situación sigue en audiencias, siguen desconociendo que nunca trabajamos ahí, porque no teníamos contrato, no había IMSS, mucho menos recibos de nomina o pagos con tarjeta,  pero no hay de otra más que seguir.

Espero esta explicación les de una idea del porque es un mono culero que se vaya a la goma, aparte de todo eso, cuando estén dispuestos a trabajar en alguna empresa que no les ofrece garantías laborales, ni seguro, no se arriesguen, todos necesitamos trabajos, esclavistas, donde tengamos un salario fijo, pero si saben y pueden, sean independientes, muestrense al mundo, no tengan miedo de emprender, pero estén seguros de que siempre puede salir mal, imaginen el peor escenario y con ello en mente, sean los mejores.

¡Suerte!

 

Un pensamiento en “Un trabajo de Novela… El Juicio Parte 3

  1. Cesar

    Encontré este blog de pura casualidad y me alegro de haber tenido el tiempo para leer tu experiencia en esta compañía X. Aun soy joven y nunca he entrado a trabajar a una empresa de esa “magnitud”. Gracias por tomarte el tiempo de escribir está experiencia laboral. Espero ya hayas encontrado otro lugar donde trabajar. Saludos 🙂 .

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *